OCUPACIÓN Y RECUPERACIÓN DE LOS TERRITORIOS INDÍGENAS EN COLOMBIA

José María Rojas G.

NOTA METODOLÓGICA

colombia-territoriEl proceso histórico de ocupación y recuperación de los territorios indígenas en el espacio geográfico de la actual República de Colombia comenzó en la tercera década del siglo XVI y actualmente, finalizando ya el siglo XX, aún no ha concluido. La ocupación es y ha sido siempre un proceso histórico de colonización. Desde la llegada de los primeros españoles, los denominados conquistadores, violenta ha sido la colonización. Y violentos han tenido que ser también la resistencia indígena y la recuperación del territorio. Aunque resulte razonable la tesis de Marx, según la cual “la violencia es la partera de la historia“, no vamos a simplificar aquí toda la complejidad y riqueza del proceso social. Desde luego la relación ocupación-recuperación comporta una dialéctica que va para cinco siglos. Visto así el proceso histórico, en la larga duración, se puede lograr una apreciación del cambio social que no quede presa del optimismo ni del pesimismo, tan propios de los estudios que se ocupan de los períodos cortos y de las coyunturas. Pero es preciso aceptar que esa dialéctica no se detiene, que no hay fin de la historia, a no ser que se acepte como irremediable la desaparición de toda la especie.

Lo que sí nos parece insoslayable es la elección del punto de vista desde el cual nos vamos a aproximar a la indagación sobre todo ese proceso de cambio histórico-social. Nosotros pretendemos haber elegido el punto de vista de los indígenas, por tanto, de quienes han experimentado la ocupación de sus territorios, de quienes han resistido, de quienes han luchado, de quienes están recuperando sus territorios . Desde este punto de vista tenemos varias opciones. Una sería someter a la crítica la periodización y la interpretación del proceso histórico social contenidas en la historiografía tradicional y moderna que se ocupa de la Historia de Colombia. Esta opción demanda un trabajo de investigación extremadamente largo y dispendioso que ni queremos ni estamos en condiciones de hacer. Otra opción consistiría en partir de los estudios etnográficos y extraer de allí la generalización etnológica. Como la base etnográfica es todavía muy precaria, debemos descartar esta opción. Nos queda una tercera opción que consiste en examinar el proceso de cambio social desde la perspectiva de la recuperación, por tanto, desde los resultados de la lucha indígena por el territorio. A tal efecto hemos optado por proceder del modo siguiente: a) establecer un contraste entre dos grandes períodos -la COLONIA y la REPÚBLICA- con el objeto de puntualizar qué cambia y cómo cambia en el proceso de ocupación-recuperación de los territorios indígenas; b) apelar al PENSAMIENTO del indio Manuel Quintin Lame con el objeto de interpretar ese proceso de cambio, particularmente en la segunda mitad del siglo XX; c) fijar la atención, espacial y temporalmente, sobre lo ocurrido a partir de 1961, cuando se expide por el Congreso de la República una Ley de Reforma Agraria. La exposición que hacemos a continuación sigue, en su orden, cada uno de los procedimientos adoptados.

I. DE LA COLONIA A LA REPÚBLICA O DEL TERRITORIO A LA TIERRA
II. LOS PENSAMIENTOS DEL INDIO QUE SE EDUCÓ DENTRO DE LAS SELVAS COLOMBIANA